Poch y Gascón, Amparo

Exiliado/a

Nombre: Amparo
Apellidos: Poch y Gascón

Nacido y/o domiciliado en Zaragoza 15 de octubre de 1902
Fallecido en Toulouse (Francia) 15 de abril de 1968

Dignificación
En 2008 el presidente del Gobierno de Aragón inauguro un centro de salud en el actur con su nombre. Cuando se cumplieron cincuenta años de su fallecimiento , desde el Grupo Municipal de CHA en el Ayuntamiento de Zaragoza se presentó una moción para reconocer su figura, iniciativa que contó con el apoyo de todos los partidos políticos. El acto de homenaje dedicado a la médica, escritora, ecologista, pacifista y feminista se celebrado el 4 de julio de 2018, y ha consistido en la colocación de un placa en el edificio donde pasaba consulta, en la calle Madre Rafols número 8, de Zaragoza.

Profesión: Medica
Afiliación política: Anarquista

Biografía:
“No es carrera propia de una mujer”. Así respondió su padre, sargento, a Amparo Poch y Gascón, cuando la joven preguntó si podía estudiar Medicina. Cumpliendo órdenes, terminó por estudiar Magisterio en su Zaragoza natal y acabó la titulación con premio extraordinario. Pero una vez cumplida la obligación, surgiría la nueva Amparo Poch y Gascón que desafiaría a su padre y a todo un sistema donde la mujer estaba relegada, en la España de principios del siglo XX mujer adelantada a su tiempo, brillante en todas sus facetas, pionera en el tratamiento médico de las trabajadoras y que siempre afrontó el ejercicio de la medicina desde perspectivas feministas y sociales, impulsando de manera decidida la prevención como medio de promoción de la salud. Dedicó gran parte de su tiempo a trabajar la educación sexual y la higiene como método para prevenir enfermedades de tipo venéreo, centrándose más activamente en las mujeres, en el mundo obrero y en la infancia. Poch huyó cuando vencio el franquismo. Logró llegar a Nimes, Francia, aunque le extienden un laissez passer que le prohíbe trabajar. Fue entonces cuando su conocimiento médico y experiencia queda silenciada, y se tiene que dedicar a la economía sumergida, bordando o haciendo sombreros en un taller clandestino. Ella y su pareja, Francisco Sabater, se trasladan después a Toulouse. Allí ya se normaliza su vida laboral y ejerce de nuevo su profesión con la atención de pacientes españoles. También colabora con Cruz Roja o en los cursos que la CNT

Información adicional:

Expediente academico de Medicina
Mitin Contra la Guerra
artículo ,publico.es

Ver Documento | Ver Documento | Ver Documento | Ver Documento