Trullenque Martín, Teresa

Muerto/a

Nombre: Teresa
Apellidos:

Nacido y/o domiciliado en Alfajarin (Zaragoza)
Detenido en Prisión de las Ventas (Madrid) 18 de septiembre de 1939
Fallecido en Madrid 28 de diciembre de 1940
Fosa: Cementerio de la Almudena (Madrid)

Dignificación
El 28 de febrero de 2018 fué aprobado en el pleno del Ayuntamiento de Madrid presidido por Manuela Carmena. Un monumento que incluirá los nombres de 2.934 fusilados entre abril de 1939 y en enero de 1944, En julio de 2019, eL nuevo ayuntamiento presidido José Luis Martínez-Almeida (PP) paralizo la construcción del Memorial y mandó quitar las placas con los nombres de los casi de 3000 fusilados en ese cementerio pasa de ser un memorial a las «personas fusiladas o ejecutadas por la dictadura militar en Madrid entre abril de 1939 y febrero de 1944» a ser para las «personas que perdieron la vida de forma violenta en el Cementerio de La Almudena o cuyos restos fueron depositados en él, durante la Guerra Civil y la Dictadura en el periodo comprendido de 1936 a 1944».

Biografía:
36 años, vecina de Madrid Teresa Trullenque Martín, natural de Alfajarín (Zaragoza). Tenía 36 años cuando la sacaron de la prisión de las Ventas para ser fusilada en la madrugada del 28 de diciembre de 1940 junto a las tapias del Cementerio del Este de Madrid. El 18 de diciembre del año anterior habían fusilado a su marido, Francisco Forjas Palacio. Tenían tres hijos y, al poco de ser encarcelada junto a su bebé el 18 de septiembre de 1939, sufrió su muerte. Dalia Forjas Trullenque, de tan solo un año y medio de edad, falleció el 9 de octubre de bronconeumonía por las terribles condiciones carcelarias. CUIDAD DE MIS NIÑAS Esta carta salió de la madrileña cárcel de Las Ventas escondida en una maceta. «Contadle al mundo lo que me está pasando, que me están matando a palos», había escrito Francisco en una misiva que llego a su familia. Su hermano Alberto y un hermano de Teresa, Luis Trullenque, también murieron en el paredón. Todos eran socialistas madrileños. Pero Teresa confía a la Virgen la suerte de sus hijas huérfanas. La carta nos fue enviada por una de ellas, Teresa. «Teníamos 5 y 7 años cuando murió mi madre», nos decía en la carta que acompañaba a este texto. «La obligaron a confesarse para que se pudiera despedir de nosotros. Ahora que todo se puede contar, tendré la alegría de que la gente sepa el dolor con que mi madre se fue de este mundo». Las Ventas, 28 de diciembre de 1940. "En capilla, a la una de madrugada, es la última carta que os escribo, queridas hermanas Concha y Paca. Mis hijas se quedan huérfanas. No os pido más que las miréis como si fueran vuestras hijas. Muero inocente y con la conciencia muy tranquila. Dad muchos besos a mis queridas niñas que las llevo clavadas en el corazón y lo mismo a las vuestras y a la abuela. Siento mucho todo lo que os habéis molestado, que ha sido inútil. Ese señor ha servido mal, pero, en fin, que le vamos a hacer, paciencia. Os pido que llevéis a mis niñas por buen camino, que sean buenas, que salgan dos mujeres honradas como su madre, que nunca nadie ha tenido que decir nada de mi y que pidan mucho a la Virgen.Muchos besos para sobrinas y para la abuela y para Vidal. Dejo de madre de mis hijas a la Virgen Santísima, que ella las protegerá y defenderá de todos los peligros. Muchos besos. Hasta la eternidad." Teresa Trullenque Martín

Fuente: Lista de los 3.000 fusilados por el franquismo en el Cementerio de la Almudena entre 1939 y 1944, Mujeres encarceladas La prisión de Ventas de la República al Franquismo 1931-1941, http://quieneseran.blogspot.com/